Twitter no nos explica por qué envilecieron su comportamiento los guardias de Abu Ghraib

Jon Lee Anderson es un reportero de referencia para los periodistas contemporáneos. Hay un sinfín de motivos para afirmarlo. El último lo encuentro en la entrevista que Susana Reinoso acaba de hacerle en Buenos Aires y que publica el diario ABC. Anderson es un atleta de la profesión. No desperdicia ninguna pregunta  y habla con una naturalidad de las cosas que a muchos de nosotros (embobados por nuestra propia vanidad) nos debería sacar los colores de vergüenza.

La entrevista es muy recomendable. Entre geeks, communities managers y el futuro que nos aguarda por obra y gracia de las bolsas de valores,  el autor de “El dictador, los demonios y otras crónicas” sigue confiando en que el tiempo (y no será por falta de espacio) volverá a poner al buen reporterismo, al largo y profundo reportaje, en el lugar que le corresponde. Pongo algunas de sus respuestas:


-“No es lo mismo escribir sobre el miedo ajeno que sentirlo tú mismo. Y este tipo de periodismo, de contacto directo, es el que puede sacudir” .

-“Hoy tenemos CNN y otras cadenas, pero hay cosas que tienen que ser interpretadas. Hacen falta voces honestas que interpreten. No tienen que ser del todo objetivos”. 

(Sobre internet y el nuevo lenguaje narrativo)“No sé dónde irá a parar, pero hace reducir al periodismo de largo aliento y hace crecer la noticia de tipo circo romano, donde el que levanta más el pulgar provoca la noticia: la muerte del gladiador o su supervivencia. Me preocupa un poco. Parece como Gran Hermano. Es como si estuviéramos creando gente que conoce o no conoce las cosas de acuerdo a las reglas de un juego.

-“Nos protegemos sin importarnos lo que ocurre. Esto es negativo porque nos desensibiliza. Nos volvemos más curtidos, más cínicos”.
 

-“Internet es como una torre de Babel, un fenómeno emocionante. Se hace porque se puede y no porque se debe. No se ha decantado nada. Internet no arroja afuera lo que no sirve. Las cosas siguen allí. Internet tiene 15 años. Y tendrán que pasar quizá otros 15 para que comiencen a decantar las cosas. Hoy todo el mundo vive mirando las pantallas. Vas en un tren y ves a todos enganchados en sus pantallas. Nadie está en el momento. Alguien podría bailar desnudo entre ellos y se lo perderían”.
 

(Sobre América Latina) “Ya no creen en el hombre nuevo, pero sí en el dinero. Le echo la culpa, en parte, a que la época democrática en América latina no caló en la gente. Si un chico ve que un ex presidente que fue ladrón no está preso, quiere emularlo porque si hay impunidad, el chico querrá ser impune. Con estas cosas, la sociedad termina siendo sociópata. El hombre nuevo no está en la montaña, sino de compras. Este es el tiempo de los hombres mediocres”.

Anuncios

2 pensamientos en “Twitter no nos explica por qué envilecieron su comportamiento los guardias de Abu Ghraib

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s