Herencia Atómica (IX): Escuelas de la vida

La edad media de los ciudadanos que vivían en torno a la central nuclear de Chernóbil era de treinta años. Datos demográficos oficiales daban cuenta en 1985 del nacimiento de más de mil bebés al año. Así, la escena más habitual en las concurridas calles de Prípiat era ver familias paseando con sus bebés. 
Esta pequeña explosión demográfica empujó a las autoridades soviéticas a crear escuelas para preescolares bien dotadas de instalaciones deportivas. Querían construir una sociedad sana y atlética, acorde a los tiempos de rivalidad atómica que caracterizaron la segunda mitad del siglo XX. 
Pero hoy, los potros para saltos acrobáticos están polvorientos y de las paredes desconchadas parecen surgir rostros desfigurados por la asfixia que padece la ciudad desde hace veinticinco años. 
Observando la fotografía, uno teme que llegue el día en el que los miles de muertos exijan la devolución de todo lo que les fue robado.
Fotografía: ©Ángel Navarrete
PD: Mañana martes 26 de Abril, coincidiendo con el 25º aniversario del accidente, se inaugura la exposición completa de esta serie en Madrid.
Lugar: C/ Unión, 1 (Metro Ópera, Madrid, Lineas 2 y 5).
Hora: 21.30 horas
Entrada: Libre
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s