Corvara Alta Badia

Hay días preciosos. Como este amanecer en el corazón de los Dolomitas, la cordillera de roca que separa Italia de Austria. Es el gran paraíso de esta Europa económicamente en llamas. La imagen muestra la Marmolada, el pico más alto de la cadena con más de 3.000 metros de altitud, vista desde Corvara Alta Badia, un pueblito de 1.700 habitantes construido en la ladera de un inmenso valle iluminado ahora por un sol estival de muchos quilates. 
Aquí ni se habla italiano ni alemán sino que los auténticos corvarenses, pastores de altísimo nivel adquisitivo gracias a un turismo anual de élite, hablan ladino, una lengua “retorromance” que se ha desarrollado debido al aislamiento de los valles montañosos en el que se utiliza. 
Las posibilidades son máximas. Desde hacer senderismo o escalada hasta tomar el sol en el lago di Carezza que parece un mar interior. También se pueden visitar pequeñas ciudades de pizarra como Arabba, Bormio, Canazei o Pozza di Fassa. Estamos en el Trentino. Una región que de haberla conocido James Barrie, hubiera sacado fuego a los ojos de Peter Pan. Como si fueran chiribitas. El lugar provoca palpitaciones y eriza el vello de la nuca. He aquí un edén de valkirias.
Esta fotografía fue la más visitada la semana pasada por los amigos de Más que Ciencia: 1.441 lecturas 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s