Discurso de ‘El Gran Dictador’, Charles Chaplin

¡Lo siento. Pero yo no quiero ser emperador. Ese no es mi oficio. No quiero reinar ni conquistar. Qusiera ayudaros a todos: Judíos, cristianos, negros, blancos… Tenemos que ayudarnos los unos a los otros; los seres humanos somos así. Vivir de la felicidad del prójimo, no de su dolor. 
No queremos odiar ni despreciar. En este mundo hay sitio para todos y hay alimento para todos. El camino de la vida puede ser libre y hermoso, pero lo hemos perdido. La codicia ha envenenado las almas, ha levantado barreras de odio, nos ha empujado hacia las miserias y las matanzas.
Controlamos la velocidad pero nos hemos encerrado. La mecanización, que crea abundancia, nos deja en la indigencia. Nuestro conocimiento nos ha hecho cínicos. Nuestra inteligencia, duros y secos. Pensamos demasiado, sentimos muy poco.
Más que máquinas necesitamos humanidad. Más que destreza, bondad y dulzura.
Sin estas cualidades la vida será violenta y será nuestra ruina. Los aviones y la radio nos hacen sentirnos más cercanos. La verdadera naturaleza de estos inventos exige bondad humana, exige la fraternidad universal.
Ahora mismo, mi voz llega a millones de seres en todo el mundo, millones de hombres desesperados, mujeres y niños, víctimas de un sistema que incita a torturar a los hombres y a encarcelar a inocentes.

A los que puedan oirme, les digo: no desesperéis. La desdicha que padecemos no es más que un producto de la codicia y de la amargura de aquellos que temen el progreso humano.

El odio pasará y morirán los dictadores, y el poder que se le quitó al pueblo se le devolverá al pueblo. Y así, mientras el Hombre exista, la libertad no perecerá.
¡Soldados!
No os entreguéis a esos bestias que en realidad os desprecian, os esclavizan, manipulan vuestras vidas diciéndoos qué tenéis que hacer, qué decir y qué sentir.
Os barren el cerebro, os ceban, os tratan como a ganado y como carne de cañón. No os entreguéis a estos seres perversos. Hombres máquina, con cerebros y corazones de máquina.
Vosotros no sois máquinas, no sois ganado sino Hombres. Lleváis el amor en vuestros corazones; Vosotros no odiáis. Sólo odia el rechazado y el perverso.

¡Soldados!

No luchéis por la esclavitud, sino por la libertad. El capítulo 17 de San Lucas se lee: “El Reino de Dios está en el hombre”. Pero no en uno,  ni en un grupo de hombres, sino en todos los hombres, en vosotros. Vosotros, los hombres, el pueblo, tenéis el poder de crear máquinas y también felicidad. Tenéis el poder para hacer que esta vida sea libre y hermosa, y convertirla en una maravillosa aventura.
En nombre de la democracia, utilicemos ese poder actuando unidos. Luchemos por un mundo nuevo, decente y noble que garantice a los hombres un trabajo, a la juventud un futuro y a la vejez seguridad. Y bajo estas promesas, las bestias llegaron al poder. Pero mintieron; nunca han cumplido sus promesas ni nunca las cumplirán. 
Los dictadores son libres pero esclavizan al pueblo. Luchemos ahora para hacer realidad esas promesas. Luchemos para liberar al mundo. Para abolir las barreras nacionales, para eliminar la codicia, el odio y la intolerancia.
Luchemos por el mundo de la razón.
Un mundo donde la ciencia y el progreso nos conduzca a la felicidad.
¡Soldados!
En nombre de la democracia, ¡¡unámonos!!.
El Gran DictadorThe Great Dictator– escrita, dirigida y protagonizada por Charles Chaplin, se estrenó en Nueva York el 15 de octubre de 1940 y en Londres el 16 de diciembre de 1940. Las críticas de la prensa fueron negativas en particular por este discurso final que acabáis de leer y escuchar. Algunos años después fue el pretexto utilizado por el Comité de Actividades Antiestadounidenses para acosar a su autor, quien al final decidió exiliarse de EEUU.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s